Lausanne: Guía de supervivencia básica II

  • 9
Ya han pasado unos cuantos meses desde que publiqué por aquí la primera entrega de la Guía de supervivencia básica en Lausanne, y como poco a poco al calendario se le van cayendo los días, ya va tocando publicar una segunda entrega. Ahora que ya sabéis cómo llegar hasta allí y dónde vivir, esta vez veremos cómo haceros con el permiso de residencia y un poco sobre el sistema de transporte público de la ciudad.

III. Permiso de residencia: Dejando de ser un inmigrante ilegal
Ahora que ya has llegado allí y tienes un techo bajo el que dormir, has de saber que lo más probable es que seas un inmigrante ilegal. El tiempo máximo que puedes permanecer en Lausanne sin tener que hacer ningún tipo de papeleo son tres meses, que es el tiempo durante el que te considerarán un turista. Pero si vas a vivir allí durante un plazo de tiempo más largo, vas a tener que sacarte un permiso de residencia. Aquí tenéis el mío.

Una lástima que no podáis ver la foto, parezco el hijo del Doctor House.

Cuando vayáis a sacaros el permiso tenéis que tener cuidado. La ciudad de Lausanne está muy cerca del municipio de Ecublens (de hecho, los terrenos sobre los que encuentra la EPFL pertenecen a este último), y dependiendo de dónde vayáis a vivir tendréis que haceros el permiso en uno u otro lado, porque Lausanne y Ecublens pertenecen a dos distritos diferentes. Si como en mi caso permanecéis unos pocos meses en uno y después os movéis al otro, no vayáis corriendo el primer día a sacaros el permiso de residencia, o en cuanto cambiéis de distrito tendréis que volver a haceros otro, y por tanto, pagar de nuevo.

¿Cuánto cuesta hacerse el permiso? Pues si no recuerdo mal, unos 90 francos suizos. Para sacaros el permiso en el distrito de Lausanne tenéis que ir al Contrôle des habitants, en Rue du Port-Franc 18.



Para llegar, lo mejor es bajarse en Lausanne Flon e ir andando hasta allí. Aunque en todas partes leeréis que hay que inscribirse a los pocos días de llegar, creedme, no es necesario darse tanta prisa (de hecho, yo cuando estuve en Ecublens el propio ayuntamiento llegó a mandarme una carta avisándome de que tenía que registrarme... Pero no! Lo que quieren es sacar dinero!). Como digo, tenéis tres meses para hacerlo... Pero tampoco lo dejéis para el último día! Claro, que también es posible, aunque en su momento desconocía esto y me acabo de enterar ahora, rellenar este formulario online, tras lo cual os mandarán una carta pidiéndoos que os presentéis en el Contrôle des habitants con toda la documentación requerida (en la propia carta deberían deciros cual es, yo ahora mismo no lo recuerdo, lo siento).

Una vez seais legales, deberíais tener cuidado con una cosa. Cuando estaba viviendo de alquilado, mi casero me cobraba todos los meses 30 francos en conceptos de impuestos a la ciudad, la llamada "Taxe habitation", pero en mi condición de estudiante de doctorado, al parecer mi propia escuela ya se encargaba de ese pago. Si llegáis a Lausanne del mismo modo (como estudiante haciendo una estancia, y pagado por la universidad), deberíais hablar con la administración de la facultad para saber si ese impuesto ya lo están pagando por vosotros. Que la pela es la pela, y 30 francos al mes se notan...

IV. El transporte público: Moviéndose de un lado para otro
El sistema de transporte público de Lausanne no tiene excesiva complicación, pero aun así, vamos a echarle un vistazo. Los dos medios principales de transporte en Lausanne son el metro y el autobús. Y al contrario que en España, los suizos son gente seria, y tienen confianza en los ciudadanos. En Lausanne no encontraréis un solo torno de metro, o una máquina para picar los billetes en el autobús. Como algo natural, se da por hecho que los usuarios se comportarán cívicamente y comprarán sus billetes. Como en Madrid, vamos. Las escaleras del metro llevan directamente al andén. Cuando llega un bus, abre todas las puertas y la gente sube y baja por la que quiere. Ahora bien, como tampoco son tontos, de vez en cuando hay controles en el metro por parte de revisores, y si no llevas billete, la multa que te cae es considerable.

Para evitarte el tener que andar sacando un billete cada vez que coges el bus o el metro, que aparte de ser un rollo te va a salir por un ojo de la cara, puedes hacerte un abono transportes llamado Mobilis Card en las oficinas centrales del transporte público de la ciudad. Estas oficinas están en la Place de l'Europe, y será lo primero que te encuentres al salir de la estación de metro de Lausanne-Flon (en esta foto se ve el edificio, es ese en el que pone Centre Clientele con el techo lleno de plantas. Al igual que el metro de Madrid, la ciudad de Lausanne también está dividida en distintas zonas, y en función de por cuáles te quieras mover, el precio del abono variará. Puedes consultar la lista de precios aquí.La tarjeta sirve tanto para metro como para autobuses, y tiene de duración un mes a contar desde el mismo día en que la pagas.

Aparte del metro y los autobuses normales (que no voy a entrar a discutir aquí porque los planos con las listas de paradas e itinerarios los podéis encontrar con facilidad aquí: en el menú de la derecha están los horarios -y creedme, esta gente es muy puntual- y los planos), también la ciudad dispone de un servicio de autobuses nocturnos para cuando salgáis de fiesta por la noche y a las cuatro de la madrugada os digan "Hala, para casa!". El punto central del que parten todos estos autobuses es Plaza St-François, junto a la catedral. En este caso no os servirá la tarjeta Mobilis, y tendréis que pagar 2 CHF (francos suizos, vamos) para subir... Ah, y en estos sí que hay revisor en la puerta.

Aparte de todo esto, si váis a usar mucho el tren (por ejemplo, si tenéis pensado viajar mucho a la nieve en época de esquí), tenéis la posibilidad de sacaros la tarjeta Demi Tarif, con la cual todos los viajes en tren os costarán la mitad. Esta os la podéis sacar en en punto de información que hay en L'explanade en la EPFL, o en algún otro punto de venta de billetes.

Con todo esto ya podréis desplazaros sin problemas por la ciudad y, además, evitar que os deporten a la primera de cambio... Y así concluye la segunda entrega de la guía de supervivencia. Espero que os sea de utilidad, y en vista de lo que llevo ya escrito, creo que la tercera entrega (que tardaré menos en publicar que esta segunda, palabrita de niño Hezú) será ya la última. En ella tengo pensado hablaros un poco de dónde comprar y comer, y algo que no puede faltar en cualquier guía de supervivencia... Un pequeño recorrido a los sitios por los que salir de fiesta. ¿Para cuándo tendré el post escrito? Pues no lo sé, pero supongo que, maś o menos para primeros de agosto.

En episodios anteriores...
Lausanne: Guía de supervivencia básica I
En capítulos posteriores...
Lausanne: Guía de supervivencia básica III

PD: Si te ha gustado el post o te ha sido de utilidad, por favor, haz click en el banner de publicidad. No cuesta nada y ayudas a este blog a mantenerse vivo.

9 comentarios :

roberti dijo...

Suiza es un país más chungo del mundo..Todo es lioso y cuesta muy caro vivir ahí...Si usted está enfermo mismo teniendo un seguro obligatorio Suizo tendrá q pagar el medico..que se cobra por minuto entonces sali muy caro vivir ahí. No hay nada de interesante ahi..los lago y rios son olorosos y uno que nada ahi en los rios se pude pescar una micose. No vale la pena vivir en la mier..de Suiza

Interloper dijo...

roberti: A mí no me pareció el país más chungo, ni mucho menos. La vida es cara, sí, pero los sueldos también lo son. De hecho, la relación entre sueldo/precios en Suiza es bastante mejor que en España.

Y sobre bañarse en lagos y rios... Bueno, aquí tampoco se puede hacer mucho, y sin embargo yo he visto gente bañándose en el lago Leman sin pillar nada.

No sié si merece la pena vivir de contínuo en Suiza, pero desde luego, pasar unos pocos meses me parece bastante recomendable.

Anónimo dijo...

Buena guía sobre Lausanne. Quería preuntarte una cosa, el tema sanitario? vale con la tarjeta sanitaria europea o hay que hacer algo más.
un saludo

Interloper dijo...

Muchas gracias, me alegro de que te sirva de utilidad. Con respecto al tema sanitario sí, con la tarjeta sanitaria europea no deberías tener ningún problema ya que hay acuerdos firmados entre la Comunidad Europea y Suiza a este respecto. Aunque podría ser posible que, en casos determinados, te hiciesen pagar una parte de los tratamientos, pero no creo que se vaya a dar el caso.

Aun así, cuando llegues allí y te saques el permiso de residencia, te mandarán una carta diciéndote que tienes que contratar un seguro sanitario suizo o que justifiques que ya tienes uno. Entonces lo que tienes que hacer es remitirles una fotocopia de tu tarjeta de sanidad europea, y no deberían ponerte ninguna pega más.

Espero que te sirva de utilidad, que tengas un buen viaje por allí, y que si aprendes algo que crees que merezca la pena que el resto de los futuros viajeros a Suiza deban conocer... Te dejes caer de nuevo por aquí y nos lo cuentes! ;)

Un saludo.

Mimí de Suiza dijo...

Hola, soy una argentina viviendo en Suiza. El panorama que pinta el blog es fiel a la realidad. Después cada persona sabrá apreciar lo que Suiza tiene de bueno, porque lo tiene. Y de lo malo, también hay en todo el mundo.
Suiza se caracteriza por la eficiencia, la puntualidad, la sincronización, el respeto, la distancia interpersonal, el silencio, el cumplimiento de la palabra, la honradez, y muchas más virtudes que son característica de los suizos. Por supuesto cada parte de Suiza tiene su perfil, no es lo mismo Zürich que Biel.
Si alguien quiere ir a estudiar a Suiza, es el lugar más recomendable de Europa. Todo lo que es educación tiene un nivel de excelencia.
Lo malo de Suiza es el clima, muy frío, zonas oscuras, donde el sol no brilla, todo lo que es alimentos carece de sabor porque no ha tenido sol suficiente. La gente es el reflejo de su entorno, y si el clima es oscuro y frío, la gente también lo es.
Encontrar departamento para alquilar es difícil porque se construye de una manera razonable, cada habitante tiene derecho a 30 metros cuadrados. En mi tierra las casas se construyen hasta donde uno quiere, sobra espacio, en cambio aquí el espacio está bien distribuido.
Con respecto a la comida, sí es cara, en la tierra de las piedras, rocas y montañas es difícil que crezca el perejil. Mucho se importa y el costo del transporte es lo que encarece los alimentos.
Pero recuerden que cualquier persona que estudia en Suiza, se enriquece en conocimiento y en prestigio.

Mimí de Suiza dijo...

Para roberti, eso de que hay que pagar el médico es relativo, me parece que desconoces la reglamentación de los seguros.
Voy a visitar a un médico.
Le digo que no dispongo del dinero para pagar su cuenta.
El médico me entrega un formulario, que firmo, y de esta manera el médico le envía la factura directamente al seguro médico.
El seguro médico le paga el porcentaje que le corresponde al médico (más o menos 90%) y me envía la factura de lo que el paciente paga, el 10%.
Pago el 10% de la factura y estamos todos contentos.
Cuando hay una intervención quirúrgica o internación en un hospital, dedibo a que esas cuentas son muy altas, el paciente recibe directamente la factura de su 10%.

Interloper dijo...

Hola Mimí

Bienvenida al blog, y muchas gracias por los comentarios! La verdad es que aunque lo comenté encima, yo no tenía del todo claro el tema de la sanidad porque no llegué a necesitarlo durante mi estancia allí. Así que te agradezco mucho las aclaraciones :D

¿En qué ciudad estás tú viviendo?

carolina lizana dijo...

Hola!, soy estudiante universitaria y me gustaría ir de intercambio a suiza(Lausanne), quisiera saber los costos de vivir allá- La universidad me otorga una beca de 1100 CHF mensuales. ¿es suficiente para un estudiante?

Anónimo dijo...

Gracias colega, te animo a seguir orientandonos con tu experiencia. De esté modo nos evitamos más de un mal rato.