Vacaciones al Luso 2: ¡Son como nosotros!

  • 7
Segundo día de estas minivacaciones por Portugal. Después de la comilona de ayer (y teníais que ver qué desayuno nos hemos metido entre pecho y espalda, con mermeladas, mantequillas y zumos caseros 100%) tocaba volver a ponerse en marcha para visitar, en este caso, Lisboa.

Es una ciudad con muchísimo encanto, con grandes avenidas repletas de árboles y pequeñas callejuelas donde no caben más de dos personas hombro con hombro. Es una ciudad que bulle de actividad, que tiene gente moviéndose a todas horas de un lado para otro desde la mañana hasta la noche, dominada por el castillo de San Jorge que la vigila desde lo alto. Y sobre todo es una ciudad que acoge y se enorgullece de su pasado y de su antiguedad. Hay casas con la pintura desconchada junto a grandes nuevas estructuras o fachadas cubiertas de baldosas pintadas desde el suelo hasta el tejado. Hay espectáculos de fados en locales junto a las discotecas con música más actual, los tranvías más modernos comparten raíles con los de época, y las mujeres con el traje regional portugués esperan al semáforo al lado del turista japonés con cámaras digitales último modelo. Es una ciudad de contrastes y muchas, muchas cuestas. Nunca se me ocurriría comprarme una bicicleta si viviese aquí.

Un tranvía modelo clásico esperando a que nos movamos.

A veces el choque linngüístico es inevitable... Noteríasnoteríasnoterías

Pero en algunas cosas, esto de que compartimos península se nota y los portugueses, en muchas cosas, son exactamente iguales que nosotros. También aquí te encuentras obreros a las doce de la mañana durmiendo la siesta a la sombra en la parte de atrás de la camioneta. También aquí los pesetas [1] hacen guarradas al volante en cuanto tienen ocasión. También aquí los carteristas utilizan el truco de llevar la chaqueta doblada sobre el brazo para levantarte el dinero [2]. Y también aquí hay quien aparca donde le sale de los mismísimos. Como el tipo inteligente que esta mañana no ha tenido otra ocurrencia que aparcar...


... en medio de las vías del ferrocarril, claro que sí. Lo cual ha provocado que nos hayamos quedado a nuestra vuelta de ver Belém, con su torre, el Monumento dos Descubridores y el Monasterio de los Jerónimos, y de comernos unos inevitables pasteles de nata (¡¡tengo que aprender a hacer esa receta!!) esperando durante más de media hora en el tranvía, sin aire acondicionado, con un calor endemoniado, y mientras que tanto el del tranvía como un policía de tráfico que por allí pasaba hacían sonar cláxon y sirena para llamar la atención del dueño del coche. Por supuesto, en estos treinta mintos se ha formado un atasco de impresión, porque el tranvía se ha quedado en medio de un cruce.

Finalmente ha aparecido el dueño con cara de "Anda, ¿así  que estas cosas metálicas del suelo son vías de tranvía? Fíjate qué curioso." y, para regocijo de todos los que íbamos montados en el transporte público, mientras nuestro tranvía se alejaba hemos podido ver al agente de circulación sacando unos cuantos papeles para, sin duda alguna, pedirle un par de autógrafos al destinatario del 68% de los insultos que, en esos treinta minutos, se han dicho en toda Lisboa.

Así que sí, nos parecemos en algunas cosas... Pero nos seguimos diferenciando en otras. Aquí, por lo menos, el policía aparece en el momento adecuado y al tío le cae el multón. En Madrid todavía seguiríamos subidos en el vagón.

[1] Hay quien, erróneamente, llama "taxistas" a esta gente.
[2] No, tranquilos, a nosotros no nos han robado nada, pero sí hemos visto a un tío pillar a un carterista hoy en la parada del tranvía y casi salen a palos.

PD: Sé que las fotos que he colgado no son la novena maravilla ni lo más representativo de Lisboa, pero a estas alturas de la noche eran las únicas que tenía a mano... Tengo pensado poner, en el momento en que corresponda, alguna foto más, así que las habrá, las habrá, que para algo hemos sacado algo así como... miles de ellas. xD

7 comentarios :

Atram14 dijo...

Yo conocí Lisboa hace unos 5 años y me pareció fascinante. Me enamoré de sus calles pero sobre todo de su gente. O pillé con los más amables de Portugal, o la gente es así, porque estuve en varias ciudades y en todas me fui encantada.
Es un lugar con un encanto mágico que recomiendo a cualquiera.

Cattz dijo...

A mí me encanta cómo llaman a las peluquerias. A Lisboa he ido de peque y de mayor y es una ciudad que siempre me ha gustado, siempre...
Me alegra que te gustaran los pastelitos de Belén :D

Er-Murazor dijo...

Esto del tranvía es colilla para la que se podría montar aquí en Granada si algún día tuviéramos uno. Creo que para el 2090 hay uno previsto, espero que alguno de mis nietos lo cuente en el blog.

Interloper dijo...

Atram14: No, desde luego la gente es súper amable. La dueña de nuestro hotelito (bueno, casa rural, ya os pondré por aquí cómo es) se desvivía por que no nos faltase de nada, por darnos las indicaciones necesarias... Y cualquier persona a la que preguntamos o con la que hablamos era igual, hacían todo el esfuerzo del mundo por entendernos y guiarnos... Es fantástico.

Cattz: Argh! No recuerdo la palabra que usan, y eso que la he estado viendo estos días... Qué rabia. No me extraña que te haya gustado, yo no la conocía y es preciosa... Y los pasteles están riquísimos, sí xDxD

Zor: No te creas que ha sido un atasco pequeño... Y te lo dice alguien que viene de Madrid, que aquí también se montan majetes!! Realmente hay un tranvía previsto para Granada? Oye, pues no es mala idea!

Lady Boheme dijo...

Buff... estando el tranvía en medio de un cruce, menuda se tuvo que montar!!!! Al menos fue "sólo" media hora, que hay atascos peores.

Donde vivo tenemos una réplica de la torre de Belém, entre otros monumentos europeos, a ver si en la próxima quedada 8x8 os venís ;)

La original la veré algún día...

¡Besines!

Interloper dijo...

Lady: Fue un atasco majete... Pero lo bueno es que por lo menos al tío le cayó multa!! Muahahaha!

Y dónde está esa réplica?? No tenía ni idea de que había una en Madrid... Yo me quedé con ganas de ver la original por dentro!

Lady Boheme dijo...

No, pero la réplica no se puede ver por dentro, porque no creo que haya interior, es sólo por fuera. Está "donde" vivo, a ver si en la próxima quedada os venís, y os hago un tour... jeje!

¡Besos!