Reto #2013: Un post al día (o casi)

  • 2
Llevo una temporada bebiendo todo tipo de información sobre productividad, cómo aprovechar el tiempo, y cómo organizar tu día a día para dar más de ti mismo. Quieras que no, después de haber hecho una carrera, un máster y llevar tres años de tesis, creo que va siendo un buen momento para empezar a pensar en que si uno organiza sus tareas igual consigue hacer las cosas mejor. Ideas tontas que se le ocurren a uno, ya ves.

El caso es que con los miles de cosas pendientes que tengo a vueltas, acabo con la cabeza dividida en mil trozos y hasta he pasado por épocas en las que, de tanto estrés que acumulaba, cualquier nueva tarea o marrón que me surgía se me olvidaba al instante. Claro, que el marrón no desaparecía, sino que volvía a flote justo cuando estaba a punto de cumplirse la fecha límite. Lo cual llevaba a más estrés, y a más olvidos. No es, desde luego, una forma muy sana de afrontar una gestión de tareas.

Así que al final decidí que tenía que cambiar eso de forma radical y, coincidiendo con la estancia en Francia (en el fondo era un buen momento para hacer un "reset" ya que las obligaciones laborales de Madrid pasaban a un segundo plano y quedaban postergadas hasta la vuelta y podía empezar a organizarme el trabajo de allí desde cero) empecé a buscar maneras de gestionar bien mis recursos internos.

Una de las cosas que descubrí es que establecer rutinas diarias es muy bueno, porque te da un marco de referencia temporal cada día que sirve para ubicar tu trabajo día a día, saber de cuánto tiempo dispones, y no irte demasiado por las ramas.Y navegando, navegando, buscando información sobre gestión del tiempo, no sé cómo terminé leyendo un post que me inspiró mucho. Se trata del post de Marketing de Guerrilla "Cómo he sacado un post diario en 2012". No sé cuántas veces he dicho, ya sea aquí o en Nudo y Desenlace, que me proponía sacar posts con regularidad, que me iba a poner manos a la obra... Y una semana después acaba pasando olímpicamente de ello. Pero ese post, en cierta forma, me abrió los ojos.

En primer lugar me di cuenta de que lo que pasaba era que había tratado de acaparar demasiado. Tengo varios blogs. Este, Nudo y Desenlace, ahora uno de corte más "profesional", y colaboro (supuestamente) en Hablando de Ciencia. Y cuando decía "¡Voy a escribir posts con regularidad!", lo que pretendía decir era que escribiría en TODOS los blogs a la vez. Y claro, a la que fallaba un poco el precario plan, todo se caía como un castillo de cartas. Y ni siquiera tenía un plan definido.

Eso es lo que ha cambiado ahora. Siguiendo las líneas del post de Marketing de Guerrilla tengo intención de escribir un post al día... pero cada día en un blog distinto. Excepto en Hablando de Ciencia, que creo que cada post requiere un trabajo más extenso, pulido... Así que los posts los iré trabajando el cuarto día de cada vuelta, pero solo mandaré a publicar cuando considere que el artículo ya es redondo.

Tener definida mi hora para escribir posts me ayudará, además, a reforzar mi marco de referencia temporal diario de cara a estructurar mi trabajo en el día a día. Y las ideas... Bueno, las ideas ya irán surgiendo. Ya veremos en qué termina todo esto. O cuánto, para el caso. Espero que sea mucho. Nos leemos dentro de cuatro días.

2 comentarios :

Lady Boheme dijo...

Hombre, con todas las cosas que haces, es normal que no puedas escribir un post al día en cada blog, es que son al menos 3 post diarios!! Lo de un post al día en general está muy bien, así vamos sabiendo un poco más de ti.

Y, te digo, que como lector, también agobia un poco seguir blogs que publican todos los días.

Yo de momento me he centrado en el literario, en el otro no me apetece demasiado escribir, pero ya me volverán las ganas. Y, si no, pues no pasa nada.

¡Besos!

Interloper dijo...

Claro, al final esto es como todo... No ganamos dinero escribiendo (todavía, buahahahaha), así que esto es sencillamente un hobby. Y tampoco es plan de estresarse y amargarse por ello. Por eso, cuando me ha hecho falta el tiempo, ha sido de escribir en los blogs de lo primero de lo que he prescindido.

Ahora que estoy organizándome creo que puedo usarlo positivamente, así que intentándolo ando (aunque estos días me he venido a Tenerife y me está costando algo más, que aquí los horarios se me trastocan :P)

Y además no solo es que pueda agobiar, es que creo que un post tiene que tener su par de días de protagonismo en la parte alta del blog para que la gente pueda asomarse a leerlo, se vea nada más entrar... Si no, como lector, en los blogs que publican un post (¡o más!) al día te acabas perdiendo cosas sí o sí.

¡Muchas gracias por comentar!