Tumbos de investigador

  • 4
En junio de 2008 entregué mi proyecto fin de carrera, que fue calificado con Matrícula de Honor. Con ello conseguía, después de seis años de esfuerzo, mi título de ingeniero, y a comerme el mundo. Un mes antes ya había estado hablando con otro profesor para fijar la temática del proyecto en el que enmarcaría mi Máster en Investigación, el primer paso para el doctorado.

En septiembre empecé el máster, y tras dos meses de toma de contacto aquí me marché a hacer una estancia durante cinco meses a Suiza. Allí, por el mero hecho de estar como investigador visitante, cobré un salario decente. Al volver a Madrid me concedieron una pequeña beca de la facultad de casi la mitad del importe mensual del sueldo en Suiza. Después de no conseguir sacar el proyecto adelante (ya he hablado de ello en alguna otra ocasión), mi director se apresuró a cerrar el grifo de la financiación en cuanto dije que no iba a seguir con ellos. En total cuatro meses de beca.

Empecé a echar currículums a empresas. Casi ninguna me llamaba, unas pocas llamaron una vez y, aunque les mandé el CV de nuevo como me pidieron, no volví a saber nada. Indra me hizo pasar todas las pruebas de selección para después decirme "Enhorabuena, has superado el proceso. Como no hay plazas para tu perfil, quedas a la espera.". Todavía no me han vuelto a llamar.

Uno de los currículums que eché fue para una oferta de beca de doctorado en otra universidad. Me llamaron y me entrevistaron. Al cabo de un tiempo me llamaron y me dijeron "En la selección final que hicimos quedásteis dos candidatos... Finalmente le hemos dado la beca al otro, pero nos gustaría que vinieses a trabajar con nosotros, y encontraremos financiación.". Al principio no accedí. Me remitieron ofertas de becas en universidades francesas. Y un día me mandaron otro correo diciendo "Se han convocado las becas FPU 2009, si te interesa presentarte a ellas, te ponemos proyecto y director de tésis.". Y yo, que en el fondo lo que quería hacer era el doctorado, accedí a ello. El 9 de diciembre de 2009 entregué el último de los papeles de la convocatoria en el ministerio.

Desde ese momento yo dediqué la mitad de mi tiempo a terminar el proyecto de Máster y la otra mitad a ir integrándome en el grupo de trabajo del que ya era mi nuevo departamento. En ninguno de los dos proyectos tuve ninguna beca, mientras esperaba a la resolución de las FPU. En junio de 2010 terminé el proyecto de Máster (con Sobresaliente y la felicitación del tribunal) y empecé a dedicarme a tiempo completo a mi nuevo departamento. En septiembre de 2010 firmé una nueva beca, nuevamente por cuatro meses. El 25 de octubre se convocaron las becas de doctorado de la facultad, que también solicité.

El 13 de diciembre de 2010 se resolvieron las becas FPU 2009. Yo no era uno de los adjudicatarios.
El 19 de enero de 2010 nuestro jefe de proyecto nos informó de que la empresa con la que trabajábamos no nos renovaba el contrato. Si no teníamos ya una beca de alguna otra entidad no podríamos, de momento, tener financiación.
Ayer 31 de enero de 2010 se resolvieron las becas de doctorado de la facultad. Yo no soy uno de los adjudicatarios. La próxima convocatoria a la vista son las becas FPU 2010, que se convocaton el 25 de enero de 2011.

Yo solo soy un pequeño investigador en una facultad de Madrid, pero hoy miles de otros investigadores están en mi misma situacióin. Miles de jóvenes todavía cargados de ilusión e ideas que ven que, cuanto más quieren hacer, más trabas se les ponen. Miles de jóvenes que miran con envidia la situación de la investigación en otros países, donde el sector no es el primero en ser maltratado cuando la situación económica flojea y el último en ser impulsado cuando las cuentas empiezan a ir bien. Que se plantean cada día si no estarían mejor investigando en cualquier otro sitio que no fuese España. Y que se van porque allí fuera sí hay oportunidades y reconocimiento al esfuerzo investigador.

Así que cuando sale el presidente del gobierno diciendo que cada vez se está impulsando más la investigación y que cada vez hay más becas, yo no puedo evitar preguntarme dónde, porque lo que es aquí, no las veo.

4 comentarios :

A. dijo...

Yo también investigo... aunque afortunadamente mi sustento no depende de ello.

Hace poco vez vi el ordenador de mi director de tesis. Es el Mac más caro que existe. Luego me enteré de que le dieron una beca para un proyecto, y lo que hizo fue contratar a alguien por un sueldo miserable y se compró el pepino aquel. Me parece que hay mucho que barrer en la investigación de este país...

Es una pena, pero se está yendo gente muy, muy, buena. Ya lo pagaremos todos, en breve.

Jorge dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo.

A mi también me tiraba el tema de la investigación (y me sigue tirando), pero soy muy vago y no estaba dispuesto a ir dando tumbos de un lado para otro como has comentado.

Estuve a punto de entrar en un proyecto muy chulo sobre cámaras subacuáticas con una beca en la Politécnica (pagada decentemente, horario flexible, facilidades para hacer un máster/doctorado, y al lado de la facultad de Informática). Al final no me eligieron porque no pude ir a la segunda entrevista ya que estaba de viaje en el extranjero. Adiós a mi oportunidad.

De esto hace ya más 6 meses y al final encontré un trabajo en el sector de defensa.

¿Qué quiero decir con esto? Que en España ni se fomenta la investigación ni se fomenta el talento. Si quieres hacer algo relacionado con la investigación, es una lotería, más te vale estar en el sitio adecuado en el momento adecuado.

Un saludo

Lironcillo dijo...

Yo estuve tres años en los laboratorios de bioquímica de la facultad de medicina de la UAM, trabajando para el CSIC, en el Alberto Sols. El primer año estuve de becaria finnova, luego otros dos como técnico. El problema es que a mi jefe, investigador, se le acabó la pasta para su proyecto. Así que yo a la puta calle.

Sí, la investigación en España es la última mierda de todas.

Interloper dijo...

A., yo también conozco algún que otro chanchullo bastante gordo que han hecho otros departamentos de mi escuela... Por lo menos, hasta donde yo sé, mis directores sí que son honrados, y si dicen que no hay pasta es que, hoy por hoy, no hay pasta. Desgraciadamente, no en todas partes es así, ni siquiera es lo habitual...

Jorge, pues la verdad es que si ahora mismo te encuentras a gusto donde estás, igual el perderte esa entrevista fue algo bueno. Y sí, es lamentable que en este país se valore tan poquito la investigación, y así nos va... Que ahora dentro de poquito la fuga de cerebros que va a haber a Alemania va a ser importante.

Lironcillo, yo estoy en una situación similar. Se ha acabado la pasta, y hasta me han dicho que si me quiero ir, ellos me hacen una carta de recomendación o algo, pero... Yo esque soy muy cabezota y pretendo seguir adelante xD